Feeds:
Entradas
Comentarios

juegopelota

juegopelota

‘YA va quedando menos, ¿eh, Maritere?

la fragua

Se han cumplido ya unos cuantos años de éxitos de convocatoria, organización y participación en los diferentes eventos organizados por la Asociación Juvenil La Fragua, como las Matanzas, las carreras Viña del Ajo y los Muñosound. Y a mí me tienen rendida a sus pies y dispuesta a lo que gusten mandar. Como tía refunfuñona me han oído mis queridos sobris (cada vez menos jóvenes también ellos, lo siento) meterme con ellos mil veces, y como tía un poco carroza me han oído también abominar de la cultura juvenil entendida y reducida a pasotes obligatorios y vicios, -llamémoslos por su nombre- superficiales y onanistas, del culto a la hostelería en todas sus variantes, de la ausencia de miras ni altas ni bajas, sino otras, de la fiesta entendida como el derecho de fsstidiar y de anular al otro y encima presumir de ello… Incluso aquí he dicho algunas cosas de las que no me arrepiento en absoluto, porque, como buena cabezona que soy, está claro que la razón me asiste.

Una mañana de primavera

Es una mañana fresca, llena de luz transparente que lo vuelve todo brillante y nuevo; es un mundo recién estrenado, porque es primavera. La mareílla que sopla suave y la señalera que retumba al sol se me enredan en las piernas por fin al aire, un escalofrío me estremece y me hace sonreír, y yo bajo a las eras. Todo es al final azul y verde oscuro. Ahí está mi padre, segándolas con el dalle: clavelones, tijeretas, amapolas; a las acederas no llega. No, Marina, cuando yo era pequeña no era nada en blanco y negro: la tele llegó después.

Ya está preparada la azadilla para labrar. Es un proyecto de la Alternativa Muñoveros en el que muy gustosamente he colaborado. Creo sinceramente que es un excelente experimento de participación y de implicación. Hacen falta ideas y voluntades; sobran prejuicios y falsos pudores. Alternativa Muñoveros ha ideado un modo de conversar por encima de credos políticos: en nuestras manos está colaborar para que esto sea así y poder construir algo que merezca la pena. Pero depende de nosotros, de si queremos ir más allá de la charla de botellín, pipas y barra.

Asperuras

Me dicen que no ha nevado, que sólo ha caído un poco de asperura.

Después del reencuentro con la palabra he querido ir al diccionario, pero Google, que ya sabía que en el diccionario no cabía, me propone apadrinarla. Apadrinar palabras en vías de extinción me produce tanto desagrado como los museos etnográficos o como la decoración con aperos de labranza. De modo que todo me lleva a recordar lo que me dijeron ayer que había dicho el frutero de La Lastrilla ante la casa de La Dolores cerrada: “Mi crisis es ésta: los que se van con los hijos, los que se van a la residencia o los que se van por el Camino Ancho, que cara o barata si están aquí comen fruta”.

Qué asperura

preparando un blog

Estoy colaborando con Alternativa Muñoveros en la puesta en marcha de un blog que sirva para recoger, discutir, informar… La idea surgió en verano, y para darle forma hemos preparado esta encuesta, en la que te agradecemos que participes; aquí abajo la puedes ver, pero para rellenarla, mejor pincha este enlace.

jugar al esconderite

Podéis acceder a las fotos y comentarlas, a ver si acertáis de qué rincón se trata en cada caso:

Escondite Muñoveros